Estás aquí: Inicio » Guias para el usuario » Créditos hipotecarios, una alternativa para conseguir una vivienda

Créditos hipotecarios, una alternativa para conseguir una vivienda

Venta viviendasLos créditos hipotecarios son un instrumento directo para conseguir acceder a las miles de ofertas que existen en el mercado inmobiliario y que parece hoy una oportunidad para comprar una casa o terreno.

Las condiciones actuales del mercado permiten que una familia a través de la financiación acceder al crédito, ya que las desarrolladoras y las instituciones tienen disponible una gran cantidad de venta de viviendas ya que el stock disponible es muy importante.

Frente a la situación del precio de la vivienda y la necesidad de los bancos mejorar sus balances, existe una variedad impresionante de viviendas en venta a precios muy atractivos, por lo tanto, si tiene algo de dinero disponible, es una oportunidad interesante de buscar en un banco la financiación para acceder a un inmueble en venta.

A la hora de comprar una vivienda a través de un crédito hipotecario, recuerde que estará firmando un contrato cuya característica fundamental es que la garantía es un bien inmueble.

A través de este crédito, la entidad financiera concede al cliente una línea de financiación para la compra de un bien inmueble; o bien, el cliente puede hipotecar su propiedad con otros fines.

Recuerde que en ambos casos, si el cliente no cumple con el pago de las cuotas pactadas, la entidad ejecutará judicialmente la hipoteca.

En algunos casos, el crédito puede ser otorgado por un monto que no esté congelado previamente sino que varíe en pos de las necesidades del cliente.

Requisitos

Si bien cada entidad establece sus propios requisitos, generalmente estos son los comunes:

  • Contar con un empleo vigente, ya sea en forma independiente o empresarial.
  • Edad: a partir de los 22 años. En caso de tener más de 50 años, si el plazo del crédito supera los 75 años, deberá ser ajustado para que la suma entre la edad del cliente y el plazo de pago de cómo resultado los 75 años de edad.
  • Co-acreditado: en caso de tener un cónyuge que pueda presentar ingresos comprobables, el monto del crédito puede incrementarse. Algunas entidades incluyen en esta denominación a padres o hermanos.

Cuestiones a considerar

  • Beneficios: comparar los beneficios que brindan las diferentes entidades.
  • Planes de financiamiento: analizar los diferentes planes según sus posibilidades. El plazo de devolución puede ir desde los cinco hasta los 30 años.
  • Tasa de interés: evaluar su monto y financiamiento. Actualmente la misma varía entre un 12.75 hasta un 13.40 por ciento.
  • Gastos: son dos elementos los que conviene revisar. Por un lado, la Tasa Anual Efectiva (TAE) – que se utiliza para comparar los diferentes productos financieros – y el Costo Anual Total (CAT) – que consiste en una fórmula matemática que da como resultado cuál será el costo casi real en el plazo de un año.
  • Enganche: si bien varía en relación al banco, el mínimo suele ser del 25 por ciento y el máximo del 45 por ciento. Cuanto menor sea el enganche, mayor es el riesgo que corre el banco por concederle el crédito, debido a que el valor del inmueble cubre un porcentaje menor del crédito.

Seguros

Las entidades financieras suelen exigir la adquisición de seguros para cubrirse de ciertas eventualidades. Entre ellos se destacan los siguientes:

  • Seguro de Vida: suele aplicarse un examen médico a los solicitantes de créditos hipotecarios cuando el monto requerido supera el millón de pesos, o en caso de que aparezca alguna duda en el formulario médico que debe completarse junto con la solicitud del crédito. Con este seguro, se busca garantizar que – en caso de invalidez o fallecimiento – el crédito quedará saldado de todas formas. La vigencia de este seguro es independiente del tiempo de vida que tenga el crédito.
  • Seguro de daños: sirve para proteger la construcción y las instalaciones fijas del inmueble por daños de diversas índoles, como ser incendios y fenómenos meteorológicos, entre otros.
    Generalmente, los anteriormente nombrados son los exigidos por las entidades financieras a la hora de aprobar el crédito. Pero también ofrecen otros tipos, como ser el Seguro de responsabilidad civil privada y familiar – que protege a quienes habitan el inmueble – y el Seguro de desempleo – que entra en vigor a partir de la pérdida de empleo sin causa justificada -.

Por último, podemos destacar entre los beneficios de este crédito que la tasa utilizada por las entidades financieras es menor que la de otros créditos que no poseen una garantía real, además de que los montos y los plazos suelen ser mayores que en el resto de los créditos.

En cuanto a las desventajas, está el valor al que ascienden los gastos debido a que interviene un escribano y se debe realizar una escritura de la hipoteca e inscribirla en el Registro de la Propiedad – lo que conlleva mayores gastos –

Además, una vez cancelada la hipoteca es necesario hacer una nueva escritura de cancelación para liberar al inmueble de la hipoteca.

Mejores créditos hipotecarios

  • Hipoteca Perfiles Banamex 9.50% 11.7% CAT
  • Hipoteca Fija Banorte 9.70% 13.2% CAT
  • Hipoteca Mifel 9.99% 11.7% CAT
  • Pagos Oportunos Scotiabank 10.00% 11.7% CAT
  • Pago Bajo HSBC 10.10% 11.8% CAT
  • Pago Fijo HSBC 10.10% 11.8% CAT
  • Hipoteca Accesible Banorte 10.41% 14.5% CAT
  • Hipoteca Santander Light 10.45% 12.6% CAT
  • Hipoteca Banregio 10.50% 12.9% CAT

Un comentario

  1. Estuve mirando sus videos de sistema francés en youtube y ahí dice que se puede bajar los ejemplos de su página pero no las encuentro, quería saber si me lo pueden mandar a mi correo, desde ya muchas gracias.

Deja un comentario

Scroll To Top