You are here: Home » Guias para el usuario » Si tienes un préstamo personal, no desaproveches un peso, ¡qué luego lo tienes que devolver!

Si tienes un préstamo personal, no desaproveches un peso, ¡qué luego lo tienes que devolver!

Recurrir a un préstamo personal supone recibir un dinero bajo la condición de devolverlo en un plazo determinado de tiempo, y pagar los intereses correspondientes que se hayan estipulado en el contrato.

Es decir, un préstamo personal supone, por encima de todo, un compromiso y un esfuerzo. Por ello, todo emprendedor que decida acudir a esta opción para poner en marcha su negocio, tiene que intentar sacar el máximo rendimiento posible al dinero prestado. Algo que no siempre es tarea sencilla, salvo que se pongan en práctica los siguientes consejos.

Dime qué negocio vas a poner, y te diré para qué necesitas el dinero

A veces se pide un préstamo porque se hace un cálculo aproximado de cuánto se necesita para un negocio, pero no se ha desgranado adecuadamente a dónde irá cada peso.

Por ello, lo primero es hacer un plan de inversión conforme al tipo de negocio de que se trate. Si se trata de una tienda online al uso, por ejemplo, lo primero es contar con un almacén propio, por lo cual hay que invertir en stock. Si se trata de un negocio de jumpshipping, se puede invertir el dinero en promoción.

Si el préstamo te lo permite, invierte en inmobiliaria

Hacerse con bienes que se revaloricen con el tiempo es una de las mejores formas de asegurarse que el dinero no solo no se va a perder, sino que va a crecer. De esta forma no solo es posible devolver el dinero al prestamista, sino que se puede obtener beneficio propio. Los inmuebles son los bienes por excelencia en este sentido.

Eres un emprendedor y tienes que aspirar a la grandeza, también con tu capital

Entre las características de un emprendedor está pensar a lo grande. A la hora de invertir, se puede poner en práctica esta habilidad para aumentar el capital, mediante una administración planificada.

Multiplicar el capital supone dejar el cómo en mano de los profesionales, pero merece la pena, ya que se trata de personas especializadas en que la inversión se traduzca en beneficios.

Antes de gastar en vano, piensa en devolver la deuda

Las deudas no son solo con los demás, sino que lo son con uno mismo. Por eso mientras exista un préstamo pendiente, hay que hacer todo lo posible para salir de él. Un ejemplo: si se sabe cómo crear una página web gratis para poner en marcha el negocio, mientras exista una deuda no se hace bien en contratar a otra persona, ya que devolver lo que no es de uno es lo primero.

Las acciones, una opción de toda la vida que sigue funcionando

Siempre que se cuente con un buen plan de inversión, una de las mejores ideas para manejar bien el préstamo es comprar acciones de otras empresas a través de la bolsa de valores. Eso sí, es necesario adaptar las propias capacidades económicas y de invertir, así que lo primero es estudiar cuáles son las empresas en las que interesa más hacer dicha inversión.

Leave a Reply

Scroll To Top